La crítica del lunes

 

Una película cuyo poder crece incluso después del desvanecimiento final


Esta es una película rara, una que me conmovió tremendamente, pero cuyo mayor poder lo sentí cuando la música inquietante de Mark Geary sonaba sobre los títulos finales. Aunque había estado un poco lloroso cuando varios de los personajes finalmente se conocieron al final de la película, fue después de que se cerró el telón, por así decirlo, cuando realmente me encontré llorando por el impacto de lo que había visto. 

Como dijo otro crítico, esta película muestra lo lejos que ha llegado la "película gay" en poco más de una década. La sofisticación y complejidad de la historia, la profundidad de las actuaciones y el arte de la escritura/dirección hacen de Loggerheads una película realmente excepcional. 

Un comentario: dejemos de decir que un actor como Kip Pardue es "valiente" por interpretar un papel gay. Es un actor, y uno bueno en eso, que elige un papel por lo que le ofrece como artista, El actor verdaderamente valiente es un actor abiertamente gay que desempeña un papel gay sin preocuparse de que esto le impida interpretar papeles heterosexuales en el futuro. No importa cuántas veces Kip se haga pasar por gay, suponiendo que sea heterosexual, no tendrá problemas para ser elegido para un papel heterosexual, no en el 2005.

Crítica de preppy-3